Agustina Fraschetti: Bailar como sinónimo de vida

08/08/2019 - La responsable de unir a las Curvas con Sabor en este proyecto que manifiesta diversidad de los cuerpos y el disfrute por bailar nos abre las puertas de su mundo a un mes de una presentación en la LOLO 2019.

Generalmente, al encarar este tipo de notas, suelo escribir una breve presentación de la persona entrevistada, recurro a metáforas y a cualquier recurso literario que tenga como inspiración en ese momento. Pero éste no será el caso. Agustina no necesita introducción. Léanla y descúbranla. Dejen de hacer todo por sólo 5 minutos, no les llevará más que eso. La nota es amor en estado puro. El equipo de XXI te abraza y agradece por respondernos y participar de esta edición.  

¿Cuándo comenzaste a bailar y por qué? Qué es lo que te motivó?

Bailo desde que tengo memoria. Hice todo tipo de actividades pasando por clases de fútbol y basket hasta gimnasia artística. Nada me convenció hasta que vi a mis primas más grandes bailando ballet en una presentación de fin de año y se me iluminaron los ojos. Ese día volví a mi casa y le pedí a mi mamá que me llevara a clases. Por supuesto, al año siguiente empecé y nunca más dejé de bailar. El clásico duró poco porque otros ritmos aparecieron en mi vida y, claramente, me llamaron más la atención. Hasta que en el año 2006 me propusieron empezar a bailar salsa y me dije: ¿Por qué no? Desde que entré en ese mundillo nunca más pude salir jajajaja.

De ese tiempo a esta parte, qué sentís que aprendiste? Qué te regaló el haber bailado estos años?

Nada más y nada menos que VIDA. Soy paciente oncológica y estoy en tratamiento hace 4 años. En este proceso el baile fue siempre mi sostén y mi objetivo final. Encaré todos mis tratamientos (quimio, rayos, cirugías y estudios) con la mente fija en "sobreponerme para poder volver a bailar" Por eso es que "la salsa, la bachata y el cha cha chá" no son tan sólo géneros musicales o estilos de baile para mí sino sinónimos de vida, alegría, bienestar, ganas, sonreír  y muchas cosas lindas más. Entre ellas voy a destacar la amistad porque si hay algo más que hermoso que el baile me haya regalado son amigos, afectos y un gran amor. De esos que se te pegan al corazón. 

¿Cómo congenias tu carrera profesional de profesora con el mundo del baile? Cuáles son los puntos de conexión?

Se congenian a la perfección. Ser docente de inglés me llevó a utilizar todas mis herramientas pedagógicas para dar clases de baile. Enseñar a bailar no es soplar y hacer botellas, no es una tarea sencilla, como muchos piensan. No por tomar un año de clases puede alguien estar capacitado para transmitir conocimientos. Ser docente implica muchas cosas y creo que dos de las más importantes son la capacitación continua y la habilidad para poner en palabras lo que querés que los demás ejecuten y transmitan con su cuerpo. 

El año pasado estuviste a cargo de uno de los eventos del Salsa Summit en Río Cuarto, y este año se renovó esa confianza en vos. Cómo se organiza semejante evento? Qué se espera para este año?

Puedo decir que tengo cierto tipo de entrenamiento organizando eventos porque siempre fui así de activa y curiosa y eso me llevó a aprender bastante. Cuando se cruzó en mi vida nuestro productor (y mi mejor amigo -cabe la aclaración-) Cristian Ortiz, creador de la Salsa Warm Fest, empecé a mostrar más interés aún en lo que a la organización de eventos respecta. Él me fue entrenando de a poquito en este arte que es la programación de grandes congresos y competencias tales como la Lolo Caribbean Night y el Argentina Salsa Summit Sede Río Cuarto. No es fácil pero con tiempo, una mente organizada y mucho amor se logra. Este año ambos eventos se vienen con todo gracias a que el año pasado fueron un éxito. Lógicamente esto no sería posible sin el apoyo del público que se interesa en estos eventos. Creemos que es un proceso de retroalimentación: nosotros ofrecemos calidad, claridad y oportunidades y la gente lo devuelve con confianza, talento y muchas ganas. 

Sin dudas, estar presente en estos espacios te permitió apreciar el mundo de la danza desde otra perspectiva y conocer a mucha gente. En ese sentido, cómo surgió la posibilidad de armar Curvas con Sabor? Qué buscaste para lograr un grupo tan potente?

El grupo de baile "Curvas con Sabor" no fue una idea propia. Surgió durante el Lolo Caribbean Night volumen 3 mientras Javi, marido de Cristian, obnubilado observaba bailar a una de las actuales curvas y pensó: hay que hacer algo con estas mujeres de porte distinguido (risas). A Cris le súper copó la idea, me pidió que dirija el proyecto y como no le puedo decir que no, acepté (más risas). Pasé meses pensando en quiénes podrían conformar el grupo hasta que lo conseguimos. Todas aceptaron y se coparon desde el comienzo asique ese proceso no fue complicado para nada. ¿Qué buscábamos? Chicas con curvas prominentes ante todo y mucha pero mucha actitud. Mujeres que representen bien lo que necesitábamos y que se atrevieran a ser llamadas Curvas con Sabor y a representar a un sector de la sociedad que está bastante vulnerabilizado.

¿Dimensionaste el efecto que tuvieron las Curvas con Sabor en las mujeres de talles reales en Río Cuarto? 

Creo que estamos recién iniciando. Somos conscientes del impacto positivo que hemos causado en muchas personas pero nos gustaría llegar mucho más lejos. Hasta donde sabemos, somos el único grupo en Argentina que tiene como misión representar a las mujeres de talla grande. Por ello estamos trabajando para empoderarnos cada vez más, romper con ciertos esquemas y ganar terreno para forjar bases sólidas. Queremos seguir deshaciéndonos de estereotipos y el baile es una excelente forma de lograrlo porque nos regala libertad para mostrar nuestra esencia y lo que se esconde debajo de nuestros cuerpos. 

¿Cómo te sentís al forma parte de este grupo? Qué sentís que aporta al baile? Y a la sociedad?

Lo más importante es que me siento parte del grupo. Somos un soporte para las demás porque ya somos amigas. En este caso el baile ha unido a un grupo de mujeres con personalidades y aspiraciones completamente distintas pero con el mismo grado de valores, locura y alegría y eso nos ha llevado hasta donde estamos hoy paradas. Cada una es una parte vital del rompecabezas porque todas aportamos lo que se necesita para que esto siga en pie. 

¿Quiénes son las personas que te acompañaron todos estos años en este crecimiento?

Esta pregunta es la más fuerte de todas y es inevitable no llorar mares mientras la contesto. Hay algunas que ya no están mi vida pero que dejaron marcas imborrables en mi corazón y que fueron imprescindibles mientras estuvieron. A ellos les rindo honor cuando bailo y les dedico mi pasión. A mis amigos, que gracias al universo, los hay de todos los sabores y colores, y a la flía que siempre está, como dice el dicho, sosteniéndome la vela. Y en este grupo entra mi santa madre que es la persona con la que cuento todos los días de mi vida y quien, junto con mi viejo y mi hermana, construyó los cimientos en los que hoy estoy parada. Hay otro montón de personas que han marcado mi vida y que están siempre presentes y que también forman parte de mi collage. A todos ellos sólo les debo un GRACIAS enorme. Soy feliz.

Recordá que Agustina Fraschetti es parte de las Curvas con Sabor y en la LOLO CARIBBEAN NIGHT 2019 se presentará en la mega pista de los ritmos latinos. Para comprar tu entrada hacelo de manera online con tarjeta de crédito o débito a través de https://www.salsawarmfest.com.ar/entradas/lolo2019-